• octubre 19, 2014

Cinco consejos para los nuevos jefes de equipo.

Ser “el nuevo o la nueva” en general es difícil, todavía lo es más si se trata de ser “el nuevo jefe o jefa”.

Cinco consejos para los nuevos jefes de equipo.

Cinco consejos para los nuevos jefes de equipo

Ser “el nuevo o la nueva” en cualquier situación siempre es difícil. Para un estudiante que cambia de centro o de amigos, para un trabajador que cambia de destino o para cualquiera que se incorpore en un grupo ya constituido. Roger Mucchiellli, en su libro “La dinámica de los grupos” nos habla de los comportamientos y las reacciones más habituales entre “el extraño” o “neófito” y  “el grupo” y de cómo la reacción o presión de este puede llegar a intimidarte hasta llegar a esa integración.
Pero si ser “el nuevo o la nueva” en general es difícil, todavía lo es más si se trata de ser “el nuevo jefe o jefa”. Asumir ese papel y ganarse la confianza de los colaboradores al principio no es nada fácil, tanto si tienes experiencia en dirección, como si no.

Se trata de un gran desafío y por lo tanto un objetivo recurrente en algunos de mis procesos de Coaching en programas para el desarrollo de Habilidades Directivas.

Hace unos días, un joven directivo, con una magnífica trayectoria en dirección de equipos, planteó como reto  de sesión de Coaching facilitar  la integración de un equipo de 50 empleados, procedente de una empresa con la que se acababan de fusionar. Le preocupaba las diferencias en cuanto a cultura y tecnología, el no tener todas las respuestas  y el no poderles trasmitir la estabilidad de un futuro más o menos predecible en la compañía. Me llama la atención que algunas de las opciones que fue descubriendo  y determinando como posibles, son algunos de los consejos que después leí en este artículo de la Harvard Business Review  y que quiero compartir en este post.

 

De acuerdo con el artículo, estos son los cinco consejos para los nuevos jefes de equipo que te pueden ayudar a ser más eficaz a la hora de posicionarte por primera vez como líder:

1.- Se trasparente

El hecho de que alguien nuevo se una a un equipo, generalmente crea nerviosismo. Todo el mundo quiere saber lo que va a cambiar y cómo le puede afectar. Por ello, lo mejor que puedes hacer desde el principio es ser tan trasparente como te sea posible. Si estás o te han puesto en esa posición es por alguna razón, así que no tengas miedo de diseñar un plan de 30 días.  Asegúrate de que el equipo sepa que estás abierto a aprender y lo que quieres evaluar. La transparencia por lo general funciona en ambos sentidos, por lo que en la medida en que generes confianza en el equipo, el equipo va a ser más sincero contigo.

2. Haz preguntas

Esto se relaciona con una de las principales herramientas de comunicación de las que hablé en otro post:  Indagar para profundizar en la perspectiva de los otros.  Aquí su autora propone una regla para los primeros 30 días que consiste en que alrededor del 50% de las palabras que salgan de la boca deben terminar con un signo de interrogación. Comenta que como gerente es importante distinguir entre ser un “conocedor” o un “aprendiz”: un conocedor asume que ya lo sabe todo y tiene todas las respuestas, mientras que un aprendiz va a admitir que no, incluso aunque tenga un montón de experiencia aplicable.En contra de lo que muchos creemos, ser jefe no significa tener todas las respuestas y por otro lado, mostrar un entusiasmo genuino por aprender y desarrollarte como un líder genera confianza y credibilidad, y te hace mucho más accesible como gerente.

3. Averigua lo que la gente realmente quiere hacer

Es importante que conozcas a las personas que administras. Reúnete con todos tus colaboradores directos durante al menos una hora en tu primera semana. Pregúntales sobre lo que realmente les gusta hacer y lo que aspiran a estar haciendo en los próximos 2-3 años.  Es probable que encuentres a alguien con talentos y habilidades sin explotar o subutilizadas en su posición actual. Si es necesario, crea alguna función o cometido en la que pueda aportar sus talentos o ser más productivo. Cambiando la definición de funciones puedes convertir a un empleado con potencial en un empleado estrella.

4. Ensúciate las manos

Pasa algún tiempo haciendo exactamente el mismo trabajo que haga tu equipo. Esto no solo te va a permitir establecerte como alguien que predica con el ejemplo, sino también te va a permitir desarrollarte en la medida que consigas aprender de los desafíos a los que tu equipo se enfrenta a diario. Podrías ir incluso un paso más allá y pedir voluntarios para trabajar en diferentes departamentos de la organización y así puedan entender mejor el panorama. Una vez que entiendas lo que es fundamental para estar en la primera línea, obtendrás una perspectiva única que te permitirá tomar mejores decisiones.

5. Sé decisivo

Una vez que tengas la idea de lo que ocurre en el equipo, expón tu visión y comienza a moverte hacia ella de inmediato. La gente reduce su incertidumbre cuando tiene un  panorama más amplio de la situación, entiende qué se espera de ellos y puede ver hacia dónde se dirigen las cosas.  Sí, esto es difícil de hacer cuando eres nuevo, pero si te has tomado tiempo en ser aprendiz y llegar a conocer a tu equipo, lo más probable es que te sigan cuando asumas el mando, pues confiarán más en ti cuanta más certeza tengan en tu toma de decisiones.

Y recuerda, si estas en una posición de lider, será por alguna razón. Todo el mundo suele estar incómodo al principio, tanto tú como tu equipo. Saca el máximo partido de tu nueva situación y haz la transición lo más fácil posible. Seguir estos cinco consejos para los nuevos jefes de equipo te permitirá mejorar tu liderazgo y la capacidad de gestión de tu equipo.

Mi misión como Coach es apoyarte en ese camino para que lo consigas. Si lo deseas, puedes comprobar por ti mismo qué beneficios te puede aportar el Coaching en programas para el desarrollo de Habilidades Directivas. Si lo deseas, puedes comprobar por ti mismo qué beneficios te puede aportar el coaching con una SESIÓN DE PRUEBA de 45 minutos. Pide una cita por teléfono, 649257840, o escribe a bsanmiguel@coachycom.es indicando en el asunto “Sesión de prueba gratuita Blog” y reserva (sin pasar por lista de espera). Si deseas ampliar información, contacta con Coachycom.

Y si te ha gustado, te animo a que lo compartas o añadas algún comentario. ¿Qué has descubierto que te haya funcionado mejor al asumir un nuevo papel de liderazgo?

Muchas gracias y ¡Hasta la próxima!

Belén San Miguel

 

Si quieres ser un buen líder, nosotros te acompañamos. Todos tenemos recursos que si desarrollamos, nos permiten adquirir las habilidades necesarias para convertirnos en líderes eficaces.

Dejar una Respuesta

Contact Us

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.