• abril 6, 2017

Cómo mejorar tu bienestar a través de la Columna Izquierda

Coaching y Comunicación

Cómo mejorar tu bienestar a través de la Columna Izquierda

Nuestra riqueza principal, la fuente de nuestras alegrías más profundas y duraderas, reside en nuestra capacidad para establecer buenas relaciones. Por ello, si queremos mejorar nuestro bienestar y calidad de vida, conviene comenzar por mejorar nuestras relaciones. Aquellas que mantenemos con nosotros mismos, con los demás y con las cosas que nos rodean.

¿Y cómo podemos mejorar nuestras relaciones? Pues empezando por cuidar nuestras conversaciones. ¡Cuántos proyectos personales y profesionales fracasan por “haber dicho” o “no haber dicho” algo!

Y para mejorar nuestro modo de comunicarnos, nada como practicar la Columna Izquierda.

¿En qué consiste la Columna Izquierda?

Se trata de una técnica que presentó el Psicólogo Chris Argyris en Cómo Vencer las Barreras Organizativas.  El término se refiere al tipo de guion que usan los actores, en el que se utiliza el lado izquierdo para referirse a lo que piensa el personaje y el derecho, para lo que realmente dice. Y eso es precisamente la Columna Izquierda: todo aquello que pensamos y sentimos, pero que no decimos. Cada uno de nosotros tiene esa conversación privada o, mejor dicho, ella es la que nos tiene a nosotros, porque a veces nos secuestra,  está siempre activa y apenas podemos silenciarla. Bueno, sí, durante la práctica de la atención plena o mindfulness.

Esa columna izquierda contiene una información muy valiosa que no debemos ignorar y sí conviene procesar y gestionar adecuadamente. El problema surge cuando nos limitamos a rumiarla y dejarla dentro hasta que se vuelve tóxica. En las conversaciones con otros, ese discurso interno paralelo, presente tanto en el que habla como en el que escucha, si no está en sintonía con el externo, acaba en conversaciones conflictivas, ineficaces o cargadas de resentimiento. Esas con las que no conseguimos resolver nada y sí empeorar mucho todo: las relaciones, nuestro equilibro y hasta nuestra paz interior y bienestar.

La columna izquierda cumple la función de protegernos. Sería peligroso no contar con ese filtro  y decir todo lo que pensamos en estado bruto. Nos previene de consecuencias tan nefastas como herir a las personas que más queremos, poner en riesgo trabajos o perder clientes. También es cierto que a veces nos protege en exceso y nos impide expresar pensamientos y sentimientos buenos, como la ternura o el amor. ¿Cuál sería la consecuencia no deseada de decirle a alguien que le queremos? ¿Sentir vergüenza?

Si hablo, mal; si callo, peor. Entonces, ¿qué hago? 

El secreto de esa conversación privada, la de la Columna Izquierda, está en no ignorarla, en prestarle atención, en analizarla y sacarla fuera bien procesada. Lo que nos ayudará a “desintoxicarnos”, a reducir nuestro estrés, a mejorar  nuestro bienestar y a disfrutar de relaciones más satisfactorias. Se trata de un proceso incómodo pero muy productivo y saludable.

Tampoco tenemos que pasarnos la vida procesando la Columna Izquierda. Solo en aquellas conversaciones recurrentes y poco satisfactorias o en situaciones relevantes que contribuyan a reparar algún vínculo y nos sirvan para mejorar  nuestra convivencia y bienestar.

¿Cómo podemos hacer?

1.    Dividimos la hoja en DOS COLUMNAS.

2.    En el lado DERECHO escribimos el diálogo tal y como lo recordamos. Lo que realmente dijo cada uno.

3.    En el lado IZQUIERDO, anotamos lo que pensamos, sentimos, observamos… pero no dijimos.

4.    ANALIZAMOS la columna izquierda. Hazte preguntas de este tipo: ¿Qué me llevó a pensar esto? ¿Qué sentí? ¿Qué necesitaba de esta persona que no le supe pedir? ¿Cuál es mi verdad esencial? ¿Qué se esconde detrás de todo esto? ¿Cómo puedo decir mi verdad sin traicionarme? ¿Qué ideas preconcebidas pudieron alterar mi interpretación?

 

Es un ejercicio sencillo que algunos coaches utilizamos con nuestros clientes para que analicen alguna conversación por la que continúan resentidos, a menudo  con compañeros de trabajo, amigos o familia. Su práctica les permite explorar y descubrir qué ideas preconcebidas, sentimientos y necesidades no satisfechas están o estuvieron presentes, cómo actuaron y, sobre todo, cómo pueden volver a actuar. A saber cómo procesar, preparar y sacar fuera esa conversación pendiente. O incluso a diseñar, o ensayar antes en role playing, las conversaciones que anticipan imposibles o saben que les van a resultar difíciles. En definitiva, a mantener  conversaciones plenas y autenticas y a disfrutar de relaciones más satisfactorias. Esas que tanto indicen en el verdadero bienestar.

Si te ha gustado, te animo a que lo compartas o amplíes con algún comentario.

¡Hasta la próxima!

Belén San Miguel

En Coachycom acompañamos a directivos, equipos y personas para que desarrollen su potencial y les servimos de puente entre lo que creen ser y lo que desean y llegan a ser. Nuestros clientes nos dicen que sus sesiones de Coaching les han servido para gestionar sus emociones, tomar decisiones y adaptarse mejor a los cambios. Y, sobre todo, para sentirse más felices y con más confianza en sí mismos.  ¿Te apetece probarlo? Únete ahora y consigue una sesión de prueba gratuita.

 

2 comentarios
  • Paco abril 21, 2017 at 7:52 am

    ¡ Buenos dias ! Me encanta la zona izquierda. Creo que es algo que todos deberíamos de ver y tener en cuenta a la hora de hablar con familia, amigos y empleados. No sabia nada de ella hasta verla con Belen. Y me parece una idea fantástica.
    Os recomiendo leer sobre el tema y tendrá presente siempre. Si se puede me gustaría tener mas informacion.
    Saludos.
    Paco.

    • coachycom abril 21, 2017 at 6:23 pm

      Muchas gracias Paco. Me alegro que te guste y resulte de utilidad. Te envío información sobre el tema.
      Saludos

Dejar una Respuesta

Contact Us

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.