• febrero 11, 2016

¿Cómo mejorar la productividad disminuyendo la procrastinación?

Son muchos los motivos que nos llevan a aplazar o diferir lo que necesitamos hacer.

¿Cómo mejorar la productividad disminuyendo la procrastinación?

 

La dilación es uno de los peores enemigos de la productividad. Incluso cuando nos cargamos de tareas, muchas veces nos sabotearnos a nosotros mismos ocupándonos de mil cosas con tal de aplazar y no hacer lo que realmente necesitamos hacer, aquello que nos permitirá conseguir los resultados que deseamos.

Son muchos los motivos que nos llevan a aplazar o diferir lo que necesitamos hacer. La mayoría de las veces por miedo, falta de confianza o falta de planificación o reflexión. Entre esas muchas razones, me ha llamado la atención las de este artículo reciente en The Atlantic.

Según los psicólogos Neil Lewis de la Universidad de Michigan y Daphna Oyserman de la Universidad de California del sur, la razón por la que la gente no parece saber cómo aumentar la productividad disminuyendo la procrastinación es porque nos vemos como dos personas diferentes; una en el presente y otra en el futuro. Y para nosotros el “Yo futuro”es mucho menos importante que el “Yo actual“. De este modo, en lugar de retrasar la gratificación, las personas actuamos dando preferencia a las necesidades y deseos del momento, más que a las del futuro.

El truco que nos proponen para aumentar la productividad es pensar en nuestro propio futuro de un modo más conectado a nuestro propio presente. Por ejemplo, “¿Qué pasa si mi Yo actual se obliga a imaginar cómo se sentirá mi Yo futuro exactamente la noche antes de la entrega de un Proyecto, en el que mi Yo actual no se ha molestado en ningún momento comenzar?”

Oyserman y Lewis llevaron a cabo una serie de experimentos y los que también encontraron que aquellos sujetos que pensaban en un evento lejano en términos de días, en lugar de meses o años, eran más propensos a comenzar a planificar el futuro y a aumentar su productividad inmediatamente.

En un experimento de seguimiento, los investigadores se centraron en demostrar la tendencia a actuar antes o después si se considera el plazo de un mismo evento en días o en años. De este modo, a los participantes se les dijo que imaginaran que tenían un niño recién nacido, y que el niño tendría que ir a la Universidad en 6.570 días o 18 años. Los investigadores encontraron que aquellos a los que se les presentó la condición prevista en días, preveían comenzar a ahorrar hasta cuatro veces antes que aquellos a los que se les dio la condición en años, incluso en aquellos casos en los que se controlaron otras variables como ingresos, edad y autocontrol.

Hay varios trucos para aprender a aumentar la productividad, y uno de los más importantes consiste en aprender a conectar las consecuencias futuras con estados actuales. Es como empatizar con uno mismo. Para la mayoría de la gente, el Yo futuro es mucho menos importante que el Yo actual y el éxito consiste en administrarnos a nosotros mismos en el presente para ser más productivos para el futuro.

Y si te ha gustado, te animo a que lo compartas o añadas algún comentario.

Muchas gracias y ¡Hasta la próxima!

Belén San Miguel

 

En Coachycom acompañamos a directivos, equipos y personas para que desarrollen su potencial y les servimos de puente entre lo que creen ser y lo que desean y llegan a ser. Nuestros clientes nos dicen que sus sesiones de Coaching les han servido para gestionar sus emociones, tomar decisiones y adaptarse mejor a los cambios. Y, sobre todo, para sentirse más felices y con más confianza en sí mismos.  ¿Te apetece probarlo? Únete ahora y consigue una sesión de prueba gratuita.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contact Us

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.