• junio 9, 2015

Qué errores evitar al comunicar un despido (II).

Comunicar un despido es una de las conversaciones más difíciles y con mayores consecuencias en el ámbito laboral y personal.

Qué errores evitar al comunicar un despido (II).

En el post anterior vimos cómo preparar el contenido y el contexto de esa conversación para comunicar la noticia de un modo más profesional con el que minimizar el impacto y las consecuencias psicológicas, no sólo del afectado, el más perjudicado, sino también del responsable de comunicar la noticia.

Cómo ya comentábamos, comunicar un despido es una de las conversaciones más difíciles y con mayores consecuencias en el ámbito laboral y personal y  de ahí el coste tan elevado que pagamos, unas veces por retrasarlas, otras por no tenerlas y otras muchas por tenerlas sin estar preparados para ello. En la mayoría de los casos, uno debe abordarlas sin apenas conocimientos o recursos, pues enseñar a despedir es un tema que se ignora en la mayoría de Escuelas de Negocios y del que existe muy poca bibliografía especializada.

En este segundo post citamos los errores que con más frecuencia se comenten y se deben evitar en esta situación y algunas consideraciones que nos pueden ayudar a mantener una actitud correcta.

 

Errores que debemos evitar: 

  •  Iniciar conversaciones intrascendentes como por ejemplo: “¿Qué hay; Luís? Me alegro de verte otra vez ¿qué tal le va a tu mujer? ¿ Cómo vas con el último proyecto?. .. Tampoco: – ¡Hola Luís!. Siéntate. Tengo decirte que has sido despedido. Mejor así: – ¡Hola Juan!  Gracias por tu puntualidad. Vayamos derechos a la cuestión, vamos a sentarnos y empecemos …
  • Comunicar la noticia sin hacer un ejercicio breve, pero necesario, de generación de contexto que ayude al profesional a visualizar aquello que le  coloca en la situación de despido.
  • Comunicar la noticia y marcharse inmediatamente.
  • Dramatizar respecto a la situación de la empresa o respecto a los sentimientos por la pérdida del empleado (salvo que sea un gran amigo de quien se lo comunica).
  • Sobrecargar de detalles que el profesional afectado no haya pedido.
  • Empeñarse en que el profesional “entienda” a la organización y peor aún, que acepte la decisión de buen grado.
  • Dar esperanzas sin fundamento respecto al futuro del profesional: “Ya verás como enseguida encuentras algo”.
  • Demasiados comentarios donde se lamente la decisión o de adjetivos amables sobre la consideración del profesional
  • Transmitir a la persona ansiedad al comunicar la noticia o una actitud relajada que pueda interpretarse como que nos da igual.
  • Comunicar la noticia con gestos de descontrol o inseguridad.
  • Dejar de escuchar a la persona afectada por centrarnos más en la respuesta que vamos a dar, en la justificación, y, en definitiva, transmitir falta de interés hacia sus comentarios o preguntas.

 

En resumen

ACTITUD CORRECTA 🙂 ACTITUD INCORRECTA 🙁
Comunicar las razones del despido No “ir al grano” desde el principio o dar pie a hablar de otros asuntos
Dejar hablar Involucrase personal o emocionalmente
Comunicar que es una decisión irrevocable Dejar abierta la posibilidad de cambiar de decisión
Contacto visual No mirar a los ojos
Hablar de las condiciones de despido y entregar por escrito el  borrador de la carta de despido,  las condiciones de finiquito  y de partida Hablar de trivialidades

Atacar los logros o las aptitudes del individuo

Ofrecer la posibilidad de completar la información posteriormente con el Departamento de Personal Discutir acerca del rendimiento del despedido

 

Es importante recordar que con el paso del tiempo, lo que los empleados realmente valoran y comentan de la empresa, por encima de la compensación económica, es el respeto, la dignidad personal y el apoyo moral de cómo se les comunicó el despido.

En el siguiente post veremos cómo afrontar de un modo asertivo las distintas reacciones del afectado:   De shock, hostilidad, ansiedad, negación o culpabilidad.

Saber cómo es importante pero conocer la teoría no siempre nos habilita para ponerla en práctica y pasar a la acción.  Si quieres saber cómo, escribe desde este enlace Coachycom .

 

Y si te ha gustado, te animo a que lo compartas o añadas algún comentario. algo que te haya resultado útil, difícil o algún aprendizaje que quieras compartir…

Muchas gracias y ¡Hasta la próxima!

Belén San Miguel

Si quieres ser un buen líder, nosotros te acompañamos. Todos tenemos recursos que si desarrollamos, nos permiten adquirir las habilidades necesarias para convertirnos en líderes eficaces.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contact Us

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.