Vela y Lasagabaster

Clínica dental de ortodoncia estética vanguardista en sistemas de gestión, innovación e implantación de últimas tecnologías.
Su máxima

Tratar a sus clientes con “calidad y calidez”, lo que les permite diferenciarse y mantener un negocio competitivo en tiempos de crisis.

El Problema

La clínica utiliza un programa informático de gestión para coordinar la agenda de citas e intervenciones de cada doctor, enfermera o auxiliar, según la duración de cada tratamiento.

Con este sistema consiguen rentabilizar sus horas de trabajo, no alargar innecesariamente la jornada laboral y, sobre todo, reducir al máximo los tiempos de espera de sus clientes.

Tres de sus auxiliares de clínica no consiguen terminar sus tareas o tratamientos en el tiempo estimado. Los retrasos que provocan afectan seriamente al trabajo de todos.

Consecuencias

Problemas para coordinar adecuadamente tareas. Mayor tiempo de espera de los pacientes. Malestar por los retrasos en la hora de salida de algunos compañeros.

¿Por qué recurren a Coachycom?

La clínica no quiere prescindir de estos tres profesionales implicados con su trabajo, formados en las últimas técnicas y con buena destreza manual. Son técnicos valiosos para la empresa, reemplazarlos por otros no es una buena alternativa para la clínica, supondría gastos económicos y psicológicos y comenzar de nuevo con un proceso de formación de empleados. La clínica decidió recurrir al Coaching como “último remedio” y después de probar otras posibilidades.

La solución

Cuando llegamos nos encontramos con tres personas bloqueadas, incapaces de adaptarse a las nuevas técnicas de la clínica a pesar de ser unos extraordinarios profesionales.

El miedo a no cumplir las expectativas con sus jefes, pacientes y compañeros les impedían realizar su trabajo de una manera eficiente.

En tan sólo cinco sesiones de coaching consiguieron superar las barreras mentales que les impedían actuar y a tomar conciencia de qué acciones ineficaces debían abandonar, cuáles eran sus fortalezas y áreas de mejora y, sobretodo, a recuperar la confianza en sí mismas y reducir sus tiempos de intervención por encima de lo esperado.

La expectativa de la clínica era que consiguieran reducir sus tiempos medios en un 10%, manteniendo los estándares de calidad y de atención al paciente.

Para ello, se tomó como indicador de Calidad “el número de citas de urgencias por motivo de brackets descimentados” (los pacientes que vuelven porque se les despegan los brackets).

En la mayoría de los casos los tiempos se redujeron por encima del 10%, llegando en algunos a estar en torno al 40%. En ese mismo periodo, el número de citas de urgencias por brackets descimentados no solo permaneció inalterable, sino que estuvo dentro de los niveles más bajos.

Diez meses después de la última sesión solicitamos de nuevo a la clínica las estadísticas de los tiempos que registra su programa y pudimos comprobar que el cambio permanecía.

REDUCCIÓN DE LOS TIEMPOS MEDIOS DE LA CLÍNICA

Contact Us

We'll send you newsletters with news, tips & tricks. No spams here.